Menu

Filosofía Barataria

Verdades que nos perfeccionan y Verdades que nos destruyen

Mircea Eliade

La filosofía, la teología o el estudio comparado de las religiones tienen cierto carácter salvífico. Desde siempre la religión se ha encargado de lo que es bueno para el hombre y de aquello que no lo es.

La filosofía, también  ha tenido como uno de sus tres objetos de estudio al hombre y dentro de él como debe de ser su comportamiento para tener una vida virtuosa.

A partir de caminos distintos llegamos a verdades que nos obligan, a verdades que nos perfeccionan o que nos destruyen.

Me parece que esta cita de Mircea Eliade extraída de su libro Diario 1945- 1969 lo expresa mejor que nadie.

 

—«… Estos treinta años o más que he pasado entre los dioses y las diosas exóticos, bárbaros, irreductibles; nutriéndome de mitos, obsesionado por los símbolos, arrullado y hechizado por tantas imágenes que hasta mí llegaban desde aquellos mundos

sumergidos, me parecen hoy como las etapas de una larga iniciación. A cada una de esas figuras divinas, a cada uno de esos símbolos o mitos va unido un peligro que he afrontado o superado. Cuántas veces estuve a punto de “perderme”, de extraviarme en aquel laberinto en que corría el peligro de ser muerto, esterilizado. “emasculado” (por una de aquellas terribles diosas madres, quizá). Una serie infinita de aventuras intelectuales, y digo ‘aventuras’ en su sentido primario de riesgo existencial. No fueron únicamente los ‘conocimientos’ lenta y tranquilamente adquiridos en los libros, sino aún más los encuentros, las tensiones y las tentaciones. Ahora me doy cuenta perfecta de todos los peligros que esquivé durante aquella larga ‘búsqueda’, y ante todo del peligro que significaba el olvido de que yo me había propuesto un fin, que me dirigía hacia algo, que aspiraba a llegar a un ‘centro’».

Deja un comentario